Ángel Fournier vuelve a su Skiff

¿Por qué un campeón abandona de súbito la práctica del deporte que le apasiona y le ocupa todos los días?

Ángel Fournier se entrena en el canal José Smith Comas de Artemisa /Fotos: Autor

Han pasado más de tres meses desde que el legendario remero cubano Ángel Forunier Rodríguez se bajara de su bote y lo llevara al hangar para guardarlo hasta un nuevo aviso que le permitiera retomar los remos.
Sin dudas solo un evento de fuerza mayor hace que los entrenamientos sean detenidos, generalmente temas relacionados con la salud y, en el caso de Fournier, fue lo ocurrido.

El dos veces sub campeón mundial de la modalidad individual, peso abierto (1MX), y capitán de los remeros del equipo nacional estuvo ausente del canal José Smith Comas, en la presa La Coronela de la provincia de Artemisa, durante el final del pasado año y los tres primeros meses de este 2019 y por consiguiente, también de los provechosos entrenamientos en el lago Hanabanilla en las montañas del Escambray villaclareño, durante 21 días entre febrero y marzo.

Ángel Fournier Rodríguez ofrece declariones al Canal de los Deportes en Cuba

Estoy deseoso de comenzar y este primero de abril me incorporo nuevamente a la selección nacional. Me siento bien. Estuve tres meses bajo tratamiento médico y, gracias a Dios, ya me encuentro en óptimas condiciones

El gigante guantanamero viste ropa deportiva de calentamiento y carga a su pequeña hija de dos años, cerca de la playa pero no disfruta del mar. Tuvimos una charla al tiempo que el experimentado deportista presenciaba la cuarta edición del campeonato cubano de remoergometría o remo con máquinas de entrenamiento y, mientras conversábamos, aconsejaba también a los jóvenes remeros.

El agotamiento físico sentido por Fournier posterior al clasificatorio pre-panamericano celebrado en Rio de Janeiro en noviembre de 2018 y los estudios médicos inmediatamente realizados dieron al traste con el proceso de entrenamientos rumbo a los Juegos Deportivos Panamericanos de Lima, fueron detenidos hasta la fecha.

El también campeón mundial en la modalidad libre de remoergómetro de Pittsburg 2015 se sometió a tratamiento con medicamentos, descanso y chequeos frecuentes hasta recibir “luz verde” para descolgar su bote, echarlo al agua y comenzar la reincorporación que lo llevará paulatinamente a lograr la forma deportiva que desea.

Preguntado sobre el tiempo que resta hasta Lima y la intensidad de la preparación, Fournier confirmó que debe unirse a los seleccionados nacionales que inician una base de entrenamientos en la Ciudad de México, con sede en el Club España, en el lago Xochimilco, porque quiere ir por su la medalla de oro en el 1MX en Juegos Panamericanos, un regalo que quiere hacerle al pueblo cubano en sus cuartos juegos continentales.

Los trece remeros seleccionados, cuatro entrenadores y la doctora encargada de los cuidados médicos, ya están en Ciudad de México. Trabajarán intensidad y técnica aprovechando la altura y Ángel Fournier se les unirá en un par de semanas.

Forman un equipo los especialistas en medicina, psicología y el entrenador, diseñando la estrategia de participación en las regatas panamericanas sin saltarse ningún paso en la preparación y el consenso es que el laureado remero compita solo en su especialidad más fuerte, el single.

El guantanamero sigue al pie de la letra la estrategia trazada por el técnico Joan Manuel Paula, su entrenador, quien tiene la vista puesta también en el Campeonato del Mundo de Ottensheim, Austria, a finales del verano, clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio.

Habitualmente Fournier tiene un desempeño decisivo en tres tripulaciones, además del individual, suele remar en los botes de doble y cuatro, lo que constituye un aporte importante al deporte en todos los eventos internacionales.

El mes de abril es para Fournier como la deseada y esperada luz verde de arrancada. Las funciones vitales del mejor remero cubano están normales y los deseos de alcanzar ritmo en los entrenamientos son altos, pero el proceso de reincorporación llevará unos días con jornadas de entrenamientos progresivos para el aumento de la carga física.

Su regreso es importante para el equipo nacional y este modesto deportista que es líder entre sus compañeros, actúa con modestia cuando, apela al esfuerzo de todos para lograr mejores resultados este año en los Juegos de Lima, y más allá, durante el campeonato mundial de Austria, al final de verano.

Entrenamientos en el canal de remo José Smith Comas, Artemisa 2018

Ángel Fournier Rodríguez

-Edad: 31 años (31.12.1987)
-Estatura: 1.98 m
-Peso: 100 kg
-Remo: 1MX, 2MX, 4MX y 8+
-Subcampeón mundial en Chungju, Corea del Sur 2013
-Medalla de bronce en el mundial de Amsterdam, Holanda 2014
-Campeón mundial remoergómetro Pittsburg, Estados Unidos 2015
-Subcampeón mundial en Sarasota-Bradenton, Estados Unidos, 2017

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *