Asciende Cuba al quinto puesto del medallero en jornada de clausura

Cuba cerró hoy su actuación en los Juegos Panamericanos de Lima con dos preseas doradas, que les permitieron desplazar a Argentina del quinto puesto del medallero global.

Nuestra delegación tuvo acción en dos deportes: kárate y judo.

En el kárate, Cirelys Martínez no pudo pasar a la ronda de medallas en la categoría -68 kilogramos (kg) por el grupo A. La cubana se impuso1-1 por senshu a la peruana Gabriela López y luego 2-1 a la chilena Susana Li, pero cedió 0-3 en el tercer combate ante la dominicana Tanya Rodríguez. De modo que concluyó  con igual balance de victorias y derrotas que la quisqueyana y la chilena Li, pero no avanzó por tener menos puntos acumulados.

 

JUDO

En este deporte de combate se concentraban las principales aspiraciones de medallas en el día de clausura para nuestra delegación, con Kaliema Antomarchi (-78kg), Idalys Ortiz (+78kg), Liester Cardona (-100 kg) y Andy Granda (+100kg).

Idalys no defraudó y obtuvo su tercer título consecutivo en Panamericanos. Comenzó con ippon en solo 22 segundos sobre Gabriella Wood (TTO), misma dosis que aplicó a Nina Cutro-Kelly (USA) en semifinales. Por el oro dispuso de Melissa Mojica (PUR), a quien le marcaron un tercer Shido (penalización) a 21 segundos de culminar el tiempo reglamentario.

Granda dio a Cuba la medalla de oro 33 que permitió desplazar a Argentina del quinto puesto. Foto: Tomada de Prensa Latina

Andy Granda concretó en oro su excelente estado de forma y dio a Cuba la medalla 33 que le permitió ascender al quinto lugar del medallero. En +100kg dispuso en cuartos de final por ippon José Nova (DOM), y en semifinales hizo lo mismo con David Moura (BRA) durante la extensión a Regla de oro. Ya por el cetro continental aplicó la misma técnica al campeón en la edición anterior de Toronto 2015, Pedro Pineda (VEN).

En tanto, Kaliema inició con buen paso al superar por waza-ari a Diana Brenes (CRC), y a Vanessa Chala (ECU) en semifinales por ippon en solo 55 segundos. Sin embargo, cayó por octava ocasión consecutiva ante la Mayra Aguiar (BRA) en la lucha por el oro. Ambas culminaron igualadas pasado el tiempo reglamentario, pero la sudamericana le marcó ippon en la Regla de oro.

Por su parte, Liester Cardona fue el único representante cubano que quedó fuera del podio. En los cuartos de final de la división de -100 kg venció por ippon a José Arroyo (PER) en alargue a Regla de oro, pero en semifinales cedió por wazari con Thomas Briceño (CHI). Ya en la lucha por el bronce, cayó en Regla de oro tras recibir el tercer Shido frente a Lewis Medina (DOM).

NOTAS FINALES

Al cierre de los Juegos Panamericanos, resaltamos algunos de los comentarios llegados a nuestra página de Facebook sobre la actuación cubana, que nos hace reflexionar. Cierto es que estamos acostumbrados a ocupar mejores lugares en este evento continental, pero debemos entender que el deporte ha evolucionado -para bien- en otras regiones, por lo que crece la competitividad.
En general fue una buena actuación, pues hubo muchas medallas y resultados fuera de pronóstico que implican crecimiento en el movimiento deportivo. Pero hay que analizar las deficiencias mostradas y tratar de solucionarlas, pues el pueblo demanda ver el deporte cubano en la cúspide mundial.
Esperemos que en Santiago de Chile 2023 podamos superar lo hecho tanto en Toronto como en Lima. ¡Hay que trabajar!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *