Bádminton cubano, ¿un voto para el doble mixto?

No son pocos los deportes que otorgan boletos a eventos múltiples, mundiales o juegos olímpicos mediante las posiciones en el ranking, que también determinan la ubicación en el organigrama competitivo de un torneo.

Doble mixto Leodannis Martínez / Taymara Oropesa Torneo Internacional de Guatemala / Foto: PL

El bádminton se cuentra entre esas disciplinas que exigen de sus practicantes una participación sostenida en certámenes o al menos elegir aquellos que pudieran aportar la mayor cantidad de puntos a tal fin, como es el caso del Campeonato Panamericano Individual 2019.

La justa continental, que transcurrirá del 25 al 28 de abril en la ciudad mexicana de Aguascalientes, ofrecerá 5000 unidades a los titulares en cada una de las 5 modalidades, pues es considerada como Grand Prix.

Si en la cita del pasado año, desarrollada en Guatemala, Cuba solo pudo atesorar la medalla de bronce de Osleni Guerrero en el single masculino, en esta ocasión el horizonte es más complicado. El ranking del 26 de marzo último ubica a nuestro jugador más experimentado en el quinto lugar de América; pero los 4 que tiene por delante se incluyen entre los cien primeros jugadores del mundo.

De igual manera, en el individual femenino Taymara Oropesa aparece en el onceno escaño del continente, en un listado encabezado por la estadounidense Beiwen Zhang y la canadiense Michelle Li, números 12 y 14 del orbe, respectivamente.

En dobles para hombres y mujeres, Canadá y Estados Unidos dominan con holgura, acompañados por algunas parejas de Perú, Guatemala y Brasil, que ya mostró su fuerza en el Panamericano por equipos.

De tal modo, solo nos quedaría apostar una tímida carta al doble mixto, modalidad en la que, según considera el comisionado nacional Alexis Ramírez, pudiera conseguirse una medalla en la cita continental de Lima.

Sin embargo, no será fácil conquistar una presea en Aguascalientes o en Lima. Desde febrero y hasta finales de abril, Osleni y Taymara han estado preparándose en Brasil –sin supervisión cubana-, con énfasis en el doble mixto. Asimismo, Leodannis Martínez y Yelily Mari Ortiz cumplirán una base de alistamiento en México en los días previos al campeonato individual panamericano, con similar objetivo.

La disyuntiva sería cómo integrar las parejas.

En los últimos años ha sido el binomio de Leo/Taymara el más estable por Cuba, todavía ubicado cuarto en el continente a pesar de haber competido solamente una vez en 2019, en febrero, cuando derrotaron a los peruanos Diego Mini/Danica Nishimura en la fase de grupos del panamericano por equipos en Lima.

Doble mixto Leodannis Martínez / Taymara Oropesa. Campeonato Panamericano por equipos, Lima 2019 / Foto: Confederación Panamericana de Bádminton

Si pensamos en la unidad Osleni/Taymara por ser nuestras principales figuras a nivel individual, llevan un buen tiempo sin jugar juntos… En Perú perdieron ante los brasileños Artur Silva Pomoceno/Lohaynny Vicente en la llave B, y luego cayeron en semifinales frente a los canadienses Joshua Hurlburt-Yu/Josephine Wu, pareja número 65 del mundo y segunda en el continente.

Doble mixto Osleni Guerrero / Taymara Oropesa Torneo Internacional Giraldilla de La Habana  / Foto: JIT

En el ranking de América lideran los estadounidenses Mathew Fogarty/Isabel Zhong; mientras Nyl Yakura/Kristen Tsai, también de Canadá, marchan terceros. Detrás de Leo/Taymara se incluyen entre los diez mejores binomios, dos de Perú, uno de Guatemala, dos de Brasil y otro de Estados Unidos.

Quiere decir que no somos los únicos que apostamos al doble mixto, en un momento en que el bádminton toma fuerza en el área panamericana.

Dicen que soñar no cuesta nada. Aunque sin mucha expectativa, esperemos la anhelada medalla de esta modalidad en Aguascalientes y después en Lima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *