El día que Cuba le ganó a Argentina en hockey

Hay fechas que marcan hitos en la historia del deporte, y el 22 de junio del año 2000 lo es para el hockey cubano.

Ese día, durante la jornada inaugural de la I Copa Panamericana, con escenario en la cancha sintética del Centro Deportivo “Antonio Maceo”, de Santiago de Las Vegas, se logró una inolvidable victoria sobre la gran potencia continental de este deporte, Argentina, triunfo que todavía recuerdan con orgullo todos los seguidores de esta disciplina en el país.

Alegría en las filas cubanas tras marcar gol a los argentinos/ Foto. Tele Rebelde

Nuestra selección nacional por esa fecha atravesaba por uno de sus mejores momentos, con una inyección de talentosos jugadores, que junto a algunos más experimentados, redondeaban un plantel indudablemente ganador.

El año anterior, en los XIII Juegos Panamericanos realizados en Winnipeg, se había logrado por primera vez subir al podio del continente, con una medalla de bronce que confirmaba el nivel del equipo. Por ello, había optimismo en poder conseguir un buen resultado jugando como locales, y para algunos era el momento de materializar un resultado histórico.

Teniendo en cuenta que cubanos y argentinos coincidirían en el grupo preliminar, la propuesta de calendario colocó el partido entre ambos para la jornada inicial del torneo. Era la oportunidad de sorprender al gran favorito. Con ese espíritu se prepararon los jugadores y sus entrenadores, con esa energía salieron a la cancha, y con ese empuje consiguieron lo que parecía una quimera.

Los sudamericanos marcaron por un error en la defensa cubana, y cuando se pensó que quizás aquello podría hacer mella en el ímpetu de los criollos y dar confianza a sus más fogueados rivales, sucedió todo lo contrario. Los muchachos salieron a presionar aún más a sus adversarios, y poco a poco aparecieron los goles que hicieron posible el sueño.

La excelente ejecución de una jugada de penaltie corner, una de las fortalezas del conjunto gracias a las habilidades de Yoandy Blanco, y un penaltie stroke excelentemente ejecutado por José Manuel Rodríguez, todavía se recuerdan dos décadas después.

El triunfo sobre Argentina dio certeza que era real la posibilidad de luchar por la corona del torneo. Así, se hilvanaron victorias consecutivas sobre los modestos elencos de Perú y Barbados, en ambos casos con pizarra de 14 goles por 0, y luego sobre Venezuela y Puerto Rico, las dos con idéntico marcador de 10-0.

Asegurado el primer lugar del grupo A, el rival en semifinales sería Chile, ubicado segundo en el B. Y el resultado fue otra demostración de potencia, goleada de 8-0 que hizo soñar, aún más cuando Canadá aventajó a los argentinos en el otro choque semifinal, definido 3-0 por penalties stroke, luego de concluir el tiempo reglamentario con igualada a 2.

La gran final: 2-1 sobre los canadienses, otra vez con una demostración magistral de Yoandy Blanco.  Lo que comenzó como un sueño se convirtió en realidad.

Heriberto Sarduy, Juan Carlos Benavides, Yuniel Rodríguez, Alain Bardají, Yumai Oliva, Yuri Pérez y Yuniel Villanueva fueron otros de los protagonistas de aquella hazaña, bajo la dirección de grandes técnicos como Guillermo Stackemann y Juan Manuel Ríos

Posiciones finales de la I Copa Panamericana:

  • Cuba
  • Canadá
  • Argentina
  • Chile
  • Estados unidos
  • Puerto Rico
  • México
  • Perú
  • Barbados
  • Venezuela
  • Jamaica

Con aquella corona en la Copa panamericana Cuba clasificaba automáticamente para la Copa del Mundo del 2002, que tendría lugar en Malasia, que marcaría también el debut del hockey cubano en ese nivel.

Veinte años han pasado y para los que fuimos testigo de aquella magistral actuación de nuestro plantel, todavía lo recordamos con alegría y orgullo de que alguna vez el hockey cubano tocó el cielo en América.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *