03/12/2022

Telerebelde

Canal de los deportes en Cuba

Argentina, primer “gigante golpeado” en Catar

Espero que el Mundial no me afecte los nervios. No hay evento —me atrevo a decir que ni siquiera los Juegos Olímpicos— que cuente con tanta vehemencia en sus jornadas, que regale tantos matices. En Catar, de por sí en una Copa atípica, ya han llegado las primeras coletillas a aquellos que se atrevieron a hacer vaticinios. Varios favoritos han cincelado sus candidaturas y otros (Argentina) se llevaron el primer batacazo.

La imagen de la Copa, hasta ahora, es Messi mirando al suelo del Lusail Iconic Stadium porque Argentina no pudo someter a Arabia Saudita. Los vencedores fueron esta vez los débiles, los que no tienen futbolistas conocidos, los que jamás habían pensado con derrotar a una bicampeona mundial. Resistieron con gallardía los árabes, mas a veces el demérito de los fracasados ofrece todas las explicaciones de un partido.

Si ante Arabia los sudamericanos volvieron a encomendarse a Messi y abandonaron la idea central de su nueva era, basada en construir desde lo colectivo, pues merecido tienen su revés. Habrá que ver si alcanzan a levantarse de esta caída. Scaloni tendrá una tarea ardua y Messi, si por fin admite ser líder, también.

De los demás “grandes”, hasta ahora todos han confirmado sus ambiciones. Hasta Países Bajos, con el más mustio de todos los “éxitos esperados”, luce fuerte con su infranqueable defensa de tres y un arquero (Noppert) que casi nadie conocía y mostró el motivo de su titularidad.

Inglaterra y Francia fueron rodillos. Aplastaron a Irán y Australia, respectivamente. Sus oponentes eran débiles, dicen hoy muchos con toda la razón, mas muchos “monstruos” han visto truncadas sus ambiciones en detrimento de conjuntos de menos alcurnia. Pregunten a Argentina, de hecho.

El grupo más complicado es precisamente el que reúne a árabes, argentinos, mexicanos y polacos. Estos dos últimos no pudieron pasar de un empate a cero en el pizarrón final, aunque los aztecas dejaron una imagen más fresca, más sólida, para tranquilidad de Gerardo “Tata” Martino y la exigente prensa de ese país. ¿Podrán continuar su tradición y avanzar al cuarto partido? El fiasco del Albiceleste ha dado un sacudón a este grupo que complica mucho las predicciones.

El Mundial es joven, todavía tiene mucho por delante, pero ya ha dejado algunas emociones en estos primeros días. Arabia Saudita demostró que ningún grande es invencible y ningún pequeño tiene las cosas imposibles. Ojalá este matiz adorne el resto de las jornadas.

Por EDUARDO GRENIER

Compartir en redes