29 julio, 2021

Telerebelde

Canal de los deportes en Cuba

Buque insignia sigue viento en popa y a toda vela

En Camagüey, la preselección de boxeo ha aprovechado las ventajas de esa plaza, realizando entrenamientos en la playa Santa Lucía.

Cumplido un mes de la preparación que sostiene la preselección cubana de boxeo en la provincia de Camagüey, el jefe técnico de la escuadra, Rolando Acebal, aseguró que ya están en condiciones de enfrentar una nueva etapa de entrenamiento, en la que se elevarán las cargas físicas (denominada mesociclo de acumulación) con vista al principal evento del pugilismo cubano: el Torneo Playa Girón.

Acebal comentó que en la primera fase se buscó una nivelación entre todos los atletas. Los ejercicios variados y el test pedagógico realizado, muestran que los boxeadores han asimilado correctamente las cargas, lo que indica que durante los meses de confinamiento en casa mantuvieron las indicaciones a distancia, para no perder la forma física.

Tope a la vista

Andy Cruz, preseleccionado nacional 63 kg

Una de las novedades de esta segunda etapa de la preparación es que, al cierre de la misma, la máxima dirección del boxeo cubano tiene la pretensión de efectuar un cartel competitivo previo al Playa Girón (principal evento del pugilismo cubano a realizarse en el mes de diciembre en Santiago de Cuba) para ir analizando los resultados en algunas categorías de peso. No obstante, esa competición aún no define sede ni fecha debido a la situación epidemiológica que atraviesa el país.

Concentración emergente de excelencia

Este escenario complejo obligó a que los principales deportes que ya tienen la clasificación olímpica en el bolsillo, o que optan por la misma, se trasladaran a otras provincias que en las últimas semanas no reportaron casos de Covid-19.

En Camagüey, la preselección de boxeo ha aprovechado las ventajas de esta plaza, realizando entrenamientos en la playa Santa Lucía para desarrollar aún más la resistencia a la velocidad-fuerza, según expresara el reconocido entrenador cubano. Todo ello de conjunto con la preparación básica del boxeo en el gimnasio y en la pista.

Acebal también reconoció el apoyo ofrecido por las autoridades gubernamentales y de la medicina deportiva en territorio camagüeyano, donde han realizado pruebas de oftalmología y estomatología, mientras que, en la sede de descanso, el Hotel Isla de Cuba, todo el personal está sensibilizado con las necesidades de sus pupilos.

El boxeo cubano -considerado el buque insignia del deporte en la nación antillana, por ser el de mayor aporte de campeones olímpicos y mundiales, sigue viento en popa y a toda vela en su preparación, en pos de conseguir todos los boletos a los Juegos Olímpicos de Tokio, en el torneo clasificatorio del próximo año.