26/10/2021

Telerebelde

Canal de los deportes en Cuba

Decisivo aporte cubano en pase a la final del SoftBank

Cuando se comenta en el argot beisbolero de la llamada tierra del sol naciente que los peloteros cubanos son imprescindibles en la hegemonía de los Halcones del SoftBank no se exagera.

Ése elenco ha ganado los últimos tres campeonatos nipones con la ayuda de los criollos y, en la presente temporada, obtuvo el pase a la Serie de Japón, también con importante faena de Despaigne, Gracial y Moinelo.

Los actuales monarcas del beisbol japonés aseguraron el pase a su cuarta final consecutiva este domingo, luego de vencer seis carreras por cuatro a los Marinos de Lotte. Las dos victorias de los Halcones en la discusión de la corona de la Liga del Pacífico correspondieron al zurdo Liván Moinelo, quien ha logrado el puesto de acomodador titular del conjunto. El pinareño de 24 años retiró en fila a los cuatro bateadores que enfrentó en una entrada y un tercio de relevo, para dejar su efectividad en 0.00, luego de dos innings y un tercio de actuación general.

En su cuarta campaña con el SoftBank, Despaigne continúa siendo una pieza clave en la ofensiva del equipo.

Mientras tanto, el toletero Alfredo Despaigne, luego de una tardía incorporación al elenco producto de una lesión, produjo por segundo día consecutivo. El granmense conectó un doble y par de hits en cuatro turnos, además de anotar en dos ocasiones. Después del corto play off semifinal de la temporada, Despaigne acumula cuatro imparables en ocho veces al bate — average de 500 –, con una impulsada y dos anotadas.

Por su parte, el otro cubano en la nómina del SoftBank, el MVP de la Serie de Japón 2019, Yurisbel Gracial, no ha tenido el mejor comienzo en los presentes play off. El matancero se fue de 4-0, para reducir su promedio a 286, y si se tiene en cuenta su actuación en el juego inicial, conserva dos indiscutibles, una anotación y un boleto.

Como el reglamento de la Liga de Beisbol Profesional de Japón otorga un triunfo adicional al titular de la etapa clasificatoria, el SoftBank venció en solo dos partidos a los Marinos, para llevarse la corona de la Liga del Pacífico, en play off pactado al mejor de cinco encuentros.

A partir del próximo sábado, los Halcones discutirán su cuarta Serie de Japón frente a sus archirrivales y máximos triunfadores de ese circuito, los Gigantes de Yomiuri. Será la cuarta final consecutiva de los actuales campeones.

Según el sitio especializado en la pelota nipona, www.beisboljapones.com, sólo tres equipos más en la historia han podido disputar igual número de finales en fila: los propios Gigantes, los Leones de Seibu y los Bravos de Hankyu (hoy Búfalos de Orix).

Al respecto, la mencionada página deportiva asegura:

«Yomiuri, el club más ganador en la historia del béisbol profesional japonés, participó en 9 Series de Japón consecutivas entre 1965 y 1973 y las ganó todas, lo que se mantiene como el récord de la NPB. Por si eso fuera poco, también jugó 5 ediciones en fila entre 1955 y 1959, si bien perdió 4 de ellas.

Seibu, por su parte, disputó 5 finales seguidas entre 1990 y 1994, de las cuales ganó 3, y otras 4 entre 1985 y 1988, ganando también 3 de ellas. Finalmente, Hankyu jugó de manera consecutiva 4 series entre 1975 y 1978 y ganó 3 de ellas».

De imponerse los Halcones en la venidera Serie de Japón se convertirían en la segunda selección ganadora de cuatro finales consecutivas, junto con Yomiuri pero, además, conquistarían el séptimo título en los últimos once años. Para tal empeño, la actuación de los cubanos será vital. Por el momento, habrá que esperar.