25 julio, 2021

Telerebelde

Canal de los deportes en Cuba

Dos hechos en una misma fecha: sonó el aluminio

El 16 de marzo de 1977 pasa a la historia de la pelota cubana como una fecha trascendental, pues dos hechos históricos relacionados con la ofenisva ocurrieron ese día.


En la 3ra serie selectiva, Wilfredo Sánchez arribó a la cifra de 1000 hits conectados en la pelota cubana. El suceso acontenció en el estadio matancero Victoria de Girón, frente al lanzador Nicolás Águila, quien actuaba por el equipo de Las Villas.

Fue en esa misma selectiva que se instauró el bate de aluminio para sustituir, temporalmente, la larga historia de bates de madera.

Wilfredo, que jugaba en ese en esa serie para el equipo de Matanzas, se convirtió en el primer bateador en lograr mil hits en el beisbol revolucionario y, para ello, necesitó participar en 12 temporadas, entre Series Nacionales y Selectivas, y consumir 3016 turnos al bate, para un excelente promedio de 332.

Mientras, también el 16 de marzo de 1977, otro estelar pelotero, Armando Capiró Lafferte, se convertió en el primer bateador en conectar 100 jonrones en la pelota cubana. El capitalino lo hizo en el estadio José Ramón Cepero, de Ciego de Ávila, ante el derecho Manuel Álvarez, quien jugaba en ese momento con el equipo Camagüeyanos.

Capiró, que en aquel entonces alineaba en El Habana, necesitó 11 temporadas para el centenar de cuadrangulares y fue ese su tercer vuelacerca de la tercera selectiva con abte de aluminio.

Algunos años antes, el primer cuadrangular Capiró lo había pegado en el estadio Latinoamericano, ante el zurdo Manuel Rojas; el 50, lo despachó frente al diestro Manuel Hurtado, en el estadio CVD, de Bauta y, el histórico número cien, lo conectó aquel 16 de marzo de 1977, el mismo día en que Wilfredo Sánchez arribó a la cifra de 1000 hits.

Sin duda sestos dos grandes, Wilfredo Sánchez y Armando Capiró, hicieron suyos el 16 de marzo de 1977.