24/09/2021

Telerebelde

Canal de los deportes en Cuba

Yulimar, la reina del triple salto

Yulimar Rojas, oro y record mundial en triple salto. Liadagmis Povea, 5ta.

Si alguien le dijera que “los extremos no son buenos” recuérdele que la mejor atleta venezolana del momento inició su secuencia de saltos en la gran final del triple salto en Tokio con un Record Olímpico y cerró dueña de una nueva marca mundial.

La noticia pasea por el tanque de triple salto en el Estadio Olímpico de Tokio, pero qué pena que no estuvieran las gradas llenas con más de 57 000 almas que hubieran podido delirar con extraordinaria demostración de Yulimar. Sin embargo, millones disfrutamos del espectáculo final en el triple salto, aun cuando en la otra parte del planeta, tuviéramos que madrugar para no perdernos ningún detalle.

Un primer salto para definir que es la mejor triplista de la contemporaneidad y por adelantado, la dueña del título olímpico: 15, 41m. Con ese resultado ya aseguraba su medalla de oro, pero la espigada atleta venezolana ya tenía sus planes, estaba en la mejor forma deportiva posible y sería la fecha para ir por el record del mundo.

Pese a faltas en dos intentos, los más largos conseguidos, se sentía fuerte y, como si fuera un guion para un filme deportivo, toda la emoción quedó para el sexto y último intento: potente, técnico, elegante y, lo más importante, fue la nueva marca mundial al llegar hasta los 15, 67m.


Con el resultado, Yulimar Rojas rompió la primacía de la ucraniana Inessa Kravets que databa del 10 de agosto de 1995, en los Mundiales de Gotemburgo (Suecia). El estirón de Rojas mejora en 17 cm la marca anterior de la Kravets. Y, si aquella duró 21 años, entonces esta nueva plusmarca, ¿cuánto perdurará?

Las preseas de plata y bronce las conquistaron la portuguesa Patricia Mamona (15,01m) y la española Ana Peleteiro (14,87m) y ambas marcas significan nuevos registros nacionales para sus países.

Liadagmis Povea, con cada salto se estremecía Cuba

La joven tuvo un buen desempeño y, enrolada en una final de tal magnitud, su mayor mérito fue hacer el trabajo con alto nivel técnico, concentrada para poder competir con confianza, a la altura de las mejores del mundo.

Con su salto inicial (14,70m) se hizo un puesto entre las primeras, pero el reto fue haciéndose más complejo con el crecimiento de Mamona, Peleteiro y de la jamaicana Shanieka Ricketts, quien con sus 14,84m se encaramó en el 4to. Escaño.

Para nuestra Povea, la 5ta. posición significa crecimiento deportivo y seguridad. La chica ha dado un salto muy significativo que va desde un puesto 26, con resultado de 13,63m en los Juegos Olímpicos de Río 2016, a este 14,70 en la cita de Tokio.