Juegos Imposibles de Oslo estuvieron llenos de récords

Este jueves 11 de junio comenzó el atletismo del 2020 tras la pandemia con un evento de exhibición, una gran cantidad de récords y entretenidas batallas iluminaron los Juegos Imposibles de Oslo./Foto: World Athletics.

El noruego Karsten Warholm, fue la estrella de los Juegos Imposibles de Oslo, al lograr un nuevo récord mundial en los inusuales 300m con vallas con un tiempo de 33,78 segundos este jueves.

Warholm, que corrió en solitario, rebajó en 70 centésimas la anterior plusmarca, en posesión del británico Chris Rawlinson desde junio de 2002, con un tiempo de 34.48.

El noruego, doble campeón del mundo en los 400 metros con obstáculos, volvió a destacar por su rápida salida y gigantescas zancadas para superar las 7 vallas del recorrido hasta cruzar la línea de meta donde se golpeó el pecho y rugió como de costumbre ante un inusualmente vacío Bislett Stadium.

A pesar de ser el único en la pista Warholm había declarado su intención de lograr un récord./Foto: World Athletics.

La noche continuó con otro récord, esta vez de Europa, cuando el noruego Jakob Ingebrigtsen, de 19 años, ganó la prueba de los 2 mil metros con un tiempo de 4:50.01. Ingebrigtsen rebajó en 1.38 segundos la anterior plusmarca continental en posesión del británico Steve Cram con un crono de 4:51.39 desde 1985.

La prueba se disputó a distancia, ya que Jakob hizo el recorrido en el estadio Bislett de Oslo y Timothy Cheriyot lo hizo en el Estadio Nacional Nyayo de Nairobi (Kenia).
Una novedosa fórmula a la que tuvieron que recurrir los organizadores ante la imposibilidad de celebrar una reunión normal como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Por su parte, Mondo Duplantis y Renaud Lavillenie reanudaron su rivalidad remota en el salto con pértiga. Duplantis, quien empató a Lavillenie en el Ultimate Garden Clash en mayo, ganó esta vez con 5.86m. Su oponente francés, que saltó en su jardín a principios de esta semana, trabajó en las primeras alturas, pero encontró algo de ritmo para llegar hasta los 5.81 m.

Más tarde en la noche, hubo otro récord europeo para Sondre Moen en los aún más raros 25mil metros. El noruego, que tenía previsto correr el maratón de Londres en abril, detuvo los relojes en 1:12: 46.5, marca que estuvo muy por debajo del anterior récord de 1: 13: 57.6, establecido en 1999 por el alemán Stephane Franke.

En el otro desafío a la distancia de la noche, Therese Johaug registró un mejor marca personal de 31: 40.67 corriendo sola en los 10 mil metros.

En otra parte del campo, el campeón mundial Daniel Stalh registró solo dos lanzamientos legales en el disco, pero ambos le habrían ganado el concurso. Lo mejor de 65.92m lo vio terminar por delante del compañero sueco Simon Pettersson, quien logró 64.54m.

El noruego Marcus Thomsen prevaleció en el lanzamiento de bala con una serie muy satisfactoria. Completó con 21.03m; sus seis lanzamientos fueron más allá de su mejor marca personal anterior.

En otros resultados, la victoria en 200 metros con obstáculos para mujeres fue para la finesa Line Kloster quien mostró una gran fortaleza sobre las tres barreras finales para ganar en 26.11. Mientras los 600 metros femeninos vieron a Hedda Hynne de Noruega coronarse con 1: 29.06. Sara Slott Petersen, de Dinamarca, ganó los 300m con obstáculo para mujeres, al superar a Amalie Iuel en la línea de meta con un tiempo de 39.42. El atleta paralímpico noruego, con discapacidad visual, Salum Kashafali se llevó los honores en los 100 metros masculinos, ganando en 10.59.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *