24/10/2021

Telerebelde

Canal de los deportes en Cuba

En la Revolución el deporte seguirá siendo derecho del pueblo

"Yo aspiraría a que nuestros atletas puedan seguir preparaciones (…) que puedan llegar incluso a la investigación científica, cursando maestrías y doctorados", afirmó Díaz-Canel.

Por: Alina Perera Robbio

La Habana.- “Un agradecimiento profundísimo, por la oportunidad que nos han dado de compartir con ustedes ideas para el mejoramiento y la consolidación de nuestro deporte”, transmitió este jueves, desde el Palacio de la Revolución, el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al dialogar con un grupo de atletas, entrenadores, miembros de los colectivos técnicos y dirigentes del deporte en nuestro país.

El cierre del encuentro fue una fotografía de todos juntos, sugerencia del Jefe de Estado. Y el inicio tuvo que ver con los modos y pilares sobre los cuales levantar un país.

La actividad también contó desde la presidencia con el vice primer ministro Jorge Luis Perdomo Di-Lella; con Jorge Luis Broche Lorenzo, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, así como con Osvaldo Vento Montiller, presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder).

Julio César La Cruz, pugilista que extendió un par de guantes de boxeo al mandatario, habló de los modos más disímiles en que nuestros atletas han entrenado en estos tiempos de la covid-19, y felicitó a la dirección del país por seguir haciendo Revolución.

Habló de nuestras mujeres, que son tan valiosas y merecen cosechar victorias desde el boxeo femenino, y recordó un concepto que resultó ser un eje durante las reflexiones: el deporte es derecho del pueblo.

A modo de introducción, Díaz-Canel comentó sobre cómo en los últimos meses se han estado produciendo intercambios de la dirección del país con representantes de los diferentes sectores sociales, «que nos han aportado mucho porque nos han permitido valorar elementos de políticas públicas que tenemos que perfeccionar o implementar».

Al dar la palabra a sus interlocutores, comenzaron a desarrollarse múltiples temas, y a expresarse las inquietudes, todo en dirección de potenciar el deporte en Revolución. El trabajo en las comunidades que más lo están necesitando dio paso para que el Presidente cubano recordara y explicase los tres pilares para el trabajo del Gobierno: la informatización de la sociedad, la comunicación social, y la ciencia y la innovación.

Tenemos que desarrollar una cultura de pensamiento, apuntó, que lleve a la lógica de que, para solucionar algún problema en el mundo del deporte, la vía sea investigar. Y enfatizó: «Yo aspiraría a que nuestros atletas puedan seguir preparaciones (…) que puedan llegar incluso a la investigación científica, cursando maestrías y doctorados».

De otra idea medular habló el Jefe de Estado: «La aspiración de nosotros en lo que defendemos como socialismo —que es que exista la mayor justicia social posible—, parte del criterio de que la gente no se van a diferenciar por los bienes materiales o por sus riquezas; la gente se tiene que diferenciar sobre todo por sus conocimientos, (…) por sus esencias, y que eso les permita aportar a la sociedad de una manera enriquecedora.

»Por lo general a la ciencia se llega con esas motivaciones: las de tratar de enfrentar problemas, enfrentar retos, incluso adversidades, y tratar de superarlos y encontrar soluciones científicas, lo cual lleva mucho de sacrificio».

Analicen, sugirió en otro momento, cuántas historias hay en nuestros atletas, cuánto han pasado para mantenerse en la élite; entonces ahí hay mucha innovación que hay que ver, que revisar.

Otras voces y emociones

Hicieron uso de la palabra directivos del mundo deportivo, mujeres y hombres de mucha experiencia. Y también aportaron con sus criterios atletas de los que Cuba siente mucho orgullo, como la joven voleibolista Yumilka Ruiz; o la primera figura del pentatlón moderno en Cuba, Leydi Laura Moya; o la mítica Yipsi Moreno, quien abogó por aprovechar todas las experiencias posibles, y mezclar teoría y práctica para ganar en entrenamiento, y recordó también que deporte en este país significa oportunidad.

Una y otra vez Fidel volvía en las palabras de quienes hablaban: porque el Comandante en Jefe fue el de ideas como el Laboratorio Antidoping que tiene Cuba y que es, como acotó su director Rodney Montes de Oca, de los poquísimos que hay en el mundo, y el único de América Latina que nunca ha perdido su acreditación, cuyos impactos en el deporte cubano resultan de inestimable valor.

Regla Torres, una de las leyendas de nuestro voleibol, compartió recuerdos de grandes momentos a los que Cuba tendrá que volver, y también compartió su angustia por el estado en que se encuentra la escuela donde se forman quienes en un futuro podrían ser como lo fueron nuestras legendarias Morenas del Caribe.

Del beisbol que tanto amamos también se hicieron análisis en la jornada, como de otros deportes. Y muchas aristas desembocaron en la importancia de defender el modelo de desarrollo deportivo muy a lo cubano, ese que parte de la masividad y de una formación desde la base, y donde debe velarse por la formación de los mejores valores espirituales y de cubanía.

Hubo momentos de suma lucidez y emoción, como el que aportó el pelotero de Ciego de Ávila Yorbis Borroto, a quien más de una vez quisieron poner precio esos que más allá de nuestros mares compran almas: “Si empezamos desde abajo —dijo sobre el trabajo político-ideológico con los más jóvenes, en tiempos de las nuevas tecnologías— no nos confunden tanto; a mí no me confundieron”.

A los presentes, Díaz-Canel ratificó que dentro de la Revolución, el deporte —esa conquista de identidad que atacan tanto como a la cultura— seguirá siendo derecho del pueblo, ese mismo pueblo que agradece y que es razón de ser de todos nuestros deportistas.

Tomado de JIT digital.