25 julio, 2021

Telerebelde

Canal de los deportes en Cuba

La génesis del Día de la Cultura Física y el Deporte

El origen se remonta a 1961. Fue precisamente el 19 de noviembre de aquel año cuando el líder de la Revolución, Fidel Castro, clausuraba en el Coliseo de la Ciudad Deportiva la primera Plenaria Nacional del INDER.

Cada 19 de noviembre se celebra en Cuba el Día Nacional de la Cultura Física y el Deporte, instituido en enero de 1985 por el Decreto No. 128 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.  Una jornada dedicada a estimular la práctica del ejercicio físico en el país como un derecho de todos, y a su vez ocasión para reconocer a aquellos hombres y mujeres que dedican sus esfuerzos en favor de esta noble tarea.

Pero, ¿qué hay detrás de esta celebración? ¿por qué se escogió esta fecha?

El origen se remonta a 1961. Fue precisamente el 19 de noviembre de aquel año cuando el líder de la Revolución, Fidel Castro, en aquel momento Primer Ministro, clausuraba en el Coliseo de la Ciudad Deportiva la primera Plenaria Nacional del INDER y fijaba los principios fundamentales en los que debía sustentarse la práctica de las actividades físicas en nuestra sociedad, con el fin de conseguir un rápido adelanto en el orden deportivo y una masificación de la educación física para bienestar de la población.

El periódico Revolución del día 18 de noviembre de 1961 anunciaba la intervención de Fidel en la clausura de la Plenaria.

En aquella reunión de dos días tomaron parte miles de delegados de todo el país, pues resultaba el colofón de un proceso de eventos previos en cada una de las provincias, en las que se analizó la labor de los Consejos Voluntarios Deportivos (CVD) que se venían creando por el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) en centros de trabajo y estudiantiles, cooperativas, granjas, unidades militares y barrios, así como el papel de los miles de activistas que se habían incorporado a dar su aporte en este frente.

Ese día el entonces director del INDER, José Llanusa, dio a conocer que se habían integrado en toda la República 5 026 Consejos Voluntarios, con un total de 100 560 activistas dedicados a promover la educación física y el deporte, cifras realmente impresionantes, materializadas en un corto período de tiempo.

Con su habitual genialidad para trazar estrategias y vislumbrar el futuro, Fidel perfiló en su intervención un grupo de pautas para favorecer el desarrollo del deporte en la nación y vaticinó lo que se lograría años después

Manifestó ideas tales como:

«…en nuestro país está surgiendo un poderoso movimiento de educación física y deportes. Y no tardaremos mucho en apreciar los resultados de ese movimiento!»

«…el país necesita de la educación física y necesita del deporte. La Revolución no podía desentenderse de esa preocupación. Si la Revolución se desentendiera de esa preocupación, estaría descuidando un punto fundamental, que hará posible, en el futuro, una ciudadanía más saludable y mejor, como aspiramos a tener».

La práctica deportiva comenzaba a llevarse a todos los rincones del país.

«Es imposible que un movimiento de masas como el que está teniendo lugar en Cuba no arroje un número extraordinario de verdaderos atletas».

«No es lo mismo que cientos de miles de jóvenes practiquen el deporte, a que los atletas sean escogidos de una minoría insignificante de cuatro o cinco mil atletas. Esa es una de las razones por cuanto los atletas van a ser seleccionados de la gran masa que hoy está comenzando a realizar esas actividades, unido al hecho de que van a ser entrenados con las técnicas más eficientes…»

«…en la escuela primaria y en los centros secundarios es necesario llevar hasta el máximo el esfuerzo en favor de la educación física y el deporte. Hay que hacer idéntico esfuerzo en las fábricas…»

«…debe cumplirse esa máxima de «lo importante no es vencer, sino competir». Es decir, crear, a través del deporte, ese espíritu de confraternidad, de amistad, de unidad y de integración y, al mismo tiempo, que el deporte sirva a los grandes intereses del pueblo».  

«Desde luego que, además de competir, cada atleta debe hacer el esfuerzo por triunfar, en una emulación sana y fraternal. Y cuando nuestro país salga a lidiar en el terreno internacional , será entonces la oportunidad de ver lo que este movimiento de educación física y deportes va a significar».

Algunos de los principales acuerdos de la Plenaria reseñados en el diario Revolución.

Durante años en el ámbito deportivo del país se abogó por reconocer una fecha como Día de la Cultura Física y el Deporte. Por ello, la institucionalización de la misma en 1985 fue el cumplimiento de aquel reclamo y un justo reconocimiento a una actividad de enorme arraigo, que ha dejado una indiscutible huella en la historia de nuestra Patria.