12/04/2024

Telerebelde

Canal de los deportes en Cuba

Natación cubana cumplió en San Salvador


Otra excelente actuación de las nadadoras cubanas marcó el cierre de las brazadas en los XXIV Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Andrea Becali, Lorena González, Laurent Estrada y Elisbet Gámez volvieron a unir sus esfuerzos para alcanzar la medalla de oro en el relevo 4×200 libre, con récord nacional y de los Juegos de 8.10.47, que representó para Elisbet su quinta presea en San Salvador, y la cuarta dorada.

Era un título para el que se habían venido preparando durante meses y que, después de la hazaña de dominar el día antes el 4×100, parecía mucho más cercano.

Sin embargo, con pronósticos y previsiones no se gana, había que lograrlo en la piscina. Y con la disposición de cerrar con broche de oro salieron las cuatro a cumplir lo que le tocaba a cada una.

Esta vez aventajaron con mayor comodidad a las cuartetas de México y Colombia.

Lorena fue la abridora y entregó en segundo lugar a Andrea, pero esta tomó la punta de la competencia al cumplir la mitad de su tramo, y la Laurent consiguió mantenerla.

Sólo quedaba el cierre de Elisbet, quien volvió a disertar, para ratificarse como la reina de la piscina en estos Juegos.

El tiempo alcanzado, de lujo, hizo trizas en 12 segundos la plusmarca nacional y en 2 la de los Juegos, aun cuando incluso se había previsto que pudiera ser inferior, de acuerdo con el análisis de los registros individuales que estaba realizando cada una de las chicas.

Terminó la natación centroamericana y el equipo cubano cumplió.

A pesar de todos los obstáculos que tuvieron que enfrentarse, los frutos llegaron.

Valieron la pena todos los esfuerzos. La beca de Elisbet en Tailandia. La base de entrenamiento que se realizó en Ciego de Ávila en los meses que hubo que escapar del frío y la falta de cloro en el Complejo de piscinas Baraguá. La estancia en la altura en México, la posibilidad de que el cuarteto de muchachas compitiera en dos etapas del Circuito europeo Mare Nostrum.

Y detrás de todo esto volvió a ratificarse el talento de la entrenadora Luisa María Mojarrieta, artífice de cada paso de la preparación.

Además de los títulos en los dos relevos y los que alcanzó Elisbet, merecen destacarse igualmente las dos medallas de bronce de Andrea en los 100 y 200 libre, así como los dos récords nacionales de Lorena en los 100 mariposa y el de Laurent en los 50.

Del resto de los muchachos, algunos mejoraron sus registros personales, como el caso de la jovencita Dainé Pedré, y varios accedieron a las finales A, todo lo cual puede catalogarse de satisfactorio.

Ahora habrá que pensar en el resto de los compromisos del año, en especial los Juegos Panamericanos de Santiago de Chile, para los cuales nuestras muchachas siguen soñando.


Compartir en redes