12/04/2024

Telerebelde

Canal de los deportes en Cuba

Noche para la eternidad: Cuba venció al más grande

Solo en dos ocasiones Cuba derrotó a Estados Unidos: 1971 y 2024. Otro triunfo ahora, en el partido de vuelta del Grupo D de la AmericCup 2025

Lo vivido el pasado domingo en el Coliseo de la Ciudad Deportiva quedará como un recuerdo imborrable para todos los presentes. La buena imagen mostrada por el conjunto cubano en el tabloncillo de la Silver Spur Arena, a pesar de presentarse con apenas 7 jugadores a la cancha, dejaba la sensación de que este 25 de febrero podría ser una fecha histórica, y lo fue.

El jefe al mando

En apenas su primera ventana internacional desde que tomó la dirección técnica de la selección nacional en septiembre de 2023, Onel Planas dejó su huella en la historia. Por primera vez desde los Juegos Panamericanos de Cali, Colombia en 1971, Cuba derrotó a Estados Unidos.

El plan táctico del guantanamero, enfocado en el juego dinámico y de contragolpe, funcionó de maravillas, a tal punto que los nuestros alcanzaron la cifra de 70 unidades con todavía un cuarto por disputarse. Sin embargo, la clave de la victoria radicó en una férrea defensa que dejó en 67 puntos a los norteamericanos.

Héroes en la cancha y en las gradas

Desde el año 2021 los antillanos solo habían vencido en tres de los trece encuentros disputados en tierras cubanas, mientras que triunfaron en cuatro de diez desafíos como visitantes, cifras que cuestionaban el desempeño como local del seleccionado.

Pero en esta ocasión fue diferente. Equipo y afición se fundieron en uno solo durante el partido de vuelta de la clasificación correspondiente al Grupo D de la AmeriCup 2025, como hacía tiempo no ocurría. La sinergia contribuyó también en el rendimiento de varios de los atletas, con especial énfasis en Pedro Bombino, máximo anotador del encuentro. Sus incansables batalles debajo del aro le reportaron 19 unidades a los nuestros, en una noche consagratoria para él.

Acompañándolo estuvo Jasiel Rivero, quien con 11 puntos y 9 rebotes asumió mejor que nunca su rol de capitán. Otro a destacar fue Howard Sand-Roos, ausente en el encuentro de ida. Su partido no resaltó como el resto a nivel estadístico, pero su aporte, tanto a nivel defensivo como en el organizativo, en cada acción ofensiva fue determinante en el éxito cubano.

Hoy no se definió la clasificación de Cuba a la siguiente ronda. Queda aún mucho trabajo por hacer. Pero lo que sí parece seguro es que el baloncesto cubano está en buenas manos.


Compartir en redes